Oonee Mini Pod

Aparcamiento seguro y novedoso para bicicletas – Oonee Mini

Esta primavera Nueva York verá en sus calles sus dos primeros Oonee Mini . Este curioso invento promete invertir el espacio consumido por un coche de tamaño medio en aparcamiento seguro, sostenible e inteligente para 10 bicicletas. 

Con este sistema, además de apoyar la movilidad sostenible, se espera proteger del robo las bicicletas. Hay que decir que este proyecto surgió cuando al fundador de la compañía le robaron por tercera vez su bici.

Oonee Mini Pod

Las características tecnológicas y operativas del Oonee Mini incluyen tecnología de acceso inteligente, que permite el desbloqueo con una tarjeta de acceso o un teléfono inteligente. Además esta elegante solución se integra en el entorno gracias la posibilidad de contar con una jardinera personalizable en su cubierta.

Como coloquialmente se dice, del uso viene la idea, en este caso los creadores conocen su ciudad y dotan a estas cápsulas una pintura en polvo resistente a los arañazos que ayuda a proteger el Oonee Mini  del vandalismo y los daños, mientras que su acabado brillante asegura que las cápsulas sean reflectantes y visibles durante la noche.

Oonee Mini Pod Park

 

A nosotros nos encantaría que esto fuera realizad, y que pronto nos encontráramos este tipo de equipamiento en nuestras ciudades. Todos sabemos en mayor o menor medida lo complicado que es dejar tu bici segura . ¿Cuál es tu opinión? 

 

Imágenes extraídas de www.ooneepod.com 

Transformar nuestras ciudades

Transformar nuestras ciudades

De uno u otro modo, nuestra dependencia de los vehículos a motor provoca anualmente unos 3.2 millones de muerte. Por es eso son importantes las políticas que integren soluciones que combatan conjuntamente a dos de los mayores riesgos para la salud, como son la mala calidad del aire y la inactividad física.

Transformar nuestras ciudades: buenas prácticas hacia un aire limpio y el transporte activo. Este es el título del artículo publicado en 2019 por Andrew Glazener y Haneen Khreis.

En este artículo encontramos referencias a algunas acciones concretas y datos sobre las intervenciones que se están realizando en muchos países occidentales para corregir los problemas de calidad del aire, pese a que los mayores riesgos para la salud se encuentren en África, Asia y países del Mediterráneo Oriental. Es bien conocido que la contaminación del aire ha ido aumentando en los países en vías de desarrollo mientras que los países occidentales, poco a poco va disminuyendo. Un contribuyente clave a esta contaminación es el transporte por carretera, ya que no solo aporta contaminantes los gases expulsados por los escapes, también hay que contar las partículas contaminantes liberadas debido a la degradación de los propios vehículos y de las carreteras, agravándose más si cabe debido a la proximidad de muchos hogares a vías con mucho tráfico.

Por todo esto, muchas ciudades se han enfocado en reducir la contaminación del aire y la inactividad física para mejorar la salud de la población. Oslo, París y Madrid ya planean prohibir los automóviles en el centro de sus ciudades (o lo han hecho ya) para mitigar el cambio climático, reducir las emisiones de los vehículos y fomentar caminar y moverse en bicicleta.

Riesgo – beneficio

Mientras se corrigen los elevados niveles de contaminación urbana, se nos plantea una duda ¿superan los bencificios del desplazamiento activo a la exposición a la contaminación durante el desplazamiento?

En el artículo lo explican claramente, con cifras y referencias a estudios. Aquí solo ponemos la conclusión. SI, los beneficios del desplazamiento activo sobre el organismo, superan a los perjuicios causados por la contaminación sobre el mismo. 

«En el contexto urbano anual global, las personas podrían caminar durante 16h o montar en bicicleta durante 7  horas, cada día, antes de que dejen de recibir beneficios de la actividad debido a la exposición a la contaminación del aire»

Buenas prácticas

  • Políticas de reducción del uso del automóvil.
  • Integración de nuevas tecnologías en el transporte.
  • Mejoras en el diseño urbano para mejorar la usabilidad por ciclistas y peatones.
  • Provisión de espacios verdes.
  • Fomento del uso del transporte público.
«Los impactos positivos en la salud de estas medidas pueden maximizarse mediante su integración (o agrupación en paquetes) pero no será inmediato y puede tardar  años en realizarse plenamente. Sin embargo, sus éxitos dan impulso a un movimiento global para reducir la dependencia del automóvil y hacer que las ciudades sean más saludables y activas.»

En Entrenando al Curro, creemos que esta última frase que hemos tomado del artículo, resume nuestro punto de vista e ilusión. Ver nuestras ciudades libres de contaminación y con gente sana. Tampoco pedimos tanto ¿no? o ¿si?.

Fuentes

Artículo completo: Transforming Our Cities: Best Practices Towards Clean Air and Active Transportation

Imagen destacada: Artur Lysyuk on Unsplash

¿Como de ‘verde’ es el ciclismo?

Nos hacemos eco del artículo de la publicación Bikeradar 

¿Cómo de ecológico resulta que nos movamos en bicicleta y dejemos aparcados nuestros coches? En la publicación se compara el uso de la bicicleta frente al coche pero también con la bicicleta eléctrica, caminar o el transporte público.

Se tiene en cuenta también que la producción de las bicicletas y la comida para el motor humano tienen su huella de carbono, aun así (ojo spoiler), la bicicleta tiene la relación emisión de carbono por kilometro más baja de todos los medios de transporte, incluido ir caminando y por supuesto el nivel de emisiones de CO2 es unas 13 veces  menor.

De hecho las bicicletas eléctricas tienen una huella de carbono incluso menor debido a que se usan menos calorias, aunque hay que ser cuidadoso con ese dato ya que la generación de la electricidad necesaria para la carga de baterías y su producción puede tener múltiples fuentes, con diversos niveles de emisiones.

Además, frente a la bicicleta eléctrica, se deberían valorar cuestiones como lo positivo que resulta hacer ejercicio en función del kilometraje, edad, estado general de salud, etc. que se escapan a este estudio.

En cuanto a la producción, se analizan los costes ecológicos de producir aluminio, acero o carbono como material para la bicicleta.

Un completo artículo que creemos será de vuestro interés.

Fuente: https://www.bikeradar.com/features/long-reads/cycling-environmental-impact/

 

Imagen de cabecera: Les Corpographes vía Unsplash

Madrid, la ciudad con más mortalidad por NO2

Un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona en colaboración con varias universidades sitúa a la capital española primera en el ranking de mortalidad asociada a la contaminación de NO2. En el mismo ranking Barcelona aparece en la sexta posición.

Se han estudiado datos de 1000 localidades aunque finalmente se han reunido las áreas metropolitanas de las grandes capitales quedando el listado en 858 urbes.

Si nos fijamos en la contaminación por los niveles de partículas finas, son Brescia y Bérgamo las que salen peor paradas, con Barcelona en la posición 157 y Madrid en la 551.

Los altos niveles de NOx en entornos urbanos suelen ir asociados al trafico de vehículos con motor de combustión, diesel en particular.

Y aunque esta contaminación también se asocia a diversas actividades industriales, en un ambiente urbano, el 75% aproximadamente de las emisiones de NOx se deben al trafico rodado. Así la OMS sitúa el valor límite de exposición anual (VLA) a 40 μg/m3 y el valor limite para la protección de los ecosistemas en 30 μg/m3

En España según el estudio 11 urbes superan o prácticamente igualan el valor de 30 μg/m3 y suman una cifra de 5000 muertes evitables anuales.

El uso de transporte público y vehículos sostenibles es una de las recomendaciones para poder reducir la contaminación de nuestras ciudades y convertirlas poco a poco en más verdes y sostenibles. El trayecto al trabajo es uno de los usos principales de los vehículos a combustión, usar la bicicleta, caminar o correr evitan toneladas de emisiones contaminantes.

Imagen de cabecera: Jose Francisco Fernandez Saura en Pexels

Cómo ganar más dinero con el mismo trabajo sin echar más horas

Vale que el titular parece un anuncio de TV a altas horas de la madrugada. Pero intentaremos demostraros que tiene bastante de cierto.

Cuando uno se decide a cambiar el coche por la bici o el running o ambas disciplinas mezcladas para desplazarse en su día a día normalmente lo hace pensando en la salud y el medio ambiente. Y si bien compartimos las ventajas en esos aspectos hoy os vamos a hablar del vil metal, de cuánto dinero podéis ahorrar desplazándoos con vuestra propia energía.

Coste de tener un vehículo en propiedad

En España la media de coste de adquisición de un vehículo es de unos 19000 € y de media ‘duran’ unos 13 años (un poco menos en realidad pero así facilitamos el cálculo). Como el coche también lo utilizamos para más cosas vamos a asumir solo la mitad del gasto de comprar en este mini estudio de costes. A este gasto hay que sumar el seguro (unos 600 € al año), los impuestos (estimaremos 100 € al año aunque dependerá de la ciudad donde vivamos), coste de la ITV… En resumen y para no extendernos demasiado, el coste de poseer y mantener un vehículo superaría los 33€ cada 100 kilómetros y si no te crees nuestras cuentas este completo estudio de 2012 es aun más duro.

Así que si sólo usas el coche para ir al trabajo y tienes 10km de viaje (lo que es bastante menos que la media), desplazándote en bici o a pie estarás ahorrando unos 140€ al mes. Y vale que tendrás que comprar o restaurar una bici si no dispones de ella o pagar el servicio de alquiler, incluso puede que valores la compra de las zapatillas para correr… pero estamos convencidos de que tu próximo aumento de sueldo lo tienes al alcance de la mano… o de los pies.

Bonus: puedes añadir el ahorro en terapias para el estrés producido por los atascos…